El Oro Verde del Agro Pontino

Estamos en Sonnino, en la provincia de Latina (bajo Lazio), un antiguo pueblo medieval que se alza en lo alto de una colina, el vástago extremo del monte Ceraso.
Una tierra mágica, rica en leyendas y mitos, tradiciones y rituales propiciatorios. Se dice que Sonnino fue tierra de bandoleros y de un pasado enigmático que reaparece en forma de símbolos arcaicos y místicos ligados a la religión y a las órdenes monástico-cavallerescas de la Edad Media, así como a los peregrinos eruditos que pasaban por las calles sagradas.

La historia está ligada a maravillosos paisajes, la tierra muestra toda su riqueza con la complicidad del clima, el sol, la brisa del mar y la fresca colina. Aquí se encuentran los olivos, las aceitunas y el aceite, tan valiosos para ser considerados el oro verde de Agro Pontino.

Nos encontramos con Gregorio De Gregoris, que dirige una empresa que cuenta con 60 años de experiencia en el sector del aceite, los olivares heredados de padres a hijos son los protagonistas de este maravilloso recorrido en la producción de aceite de oliva virgen extra caracterizado por el monocultivar Itrana (COLLINE PONTINE D.O.P.) repetidamente premiado en diversos concursos.

Las óptimas condiciones climáticas del territorio, junto con la atención prestada a la elección de las aceitunas, a su conservación y a su prensado en las plantas innovadoras, confieren a este aceite una calidad superior también por sus características químico-organolépticas. El aceite de oliva virgen extra de Gregorio tiene un color bien marcado y es afrutado de medio a intenso, con notas equilibradas de amargor y picor y una acidez muy baja, hasta el punto de que está por debajo del umbral establecido para el aceite de oliva virgen extra.

Además del aceite certificado «Colline Pontine Dop», que se distingue por el aroma característico del tomate verde, también están disponibles aceitunas blancas y negras de Gaeta en salmuera y crema de oliva Gaeta clásica, albahaca o picante.

En Italia se dice que «De personas ne mata mas la garganta que la espada…» y en casa de Gregorio «encontramos la explicación más profunda de este dicho», cuando empieza a mostrarnos sus «tinajas». De hecho, De Gregoris ama tanto su aceite que quiso crear algunas deliciosas variantes retomando viejas recetas o buscando nuevas combinaciones.

Para los amantes de los sabores fuertes, surge Oliva Zen, una crema a base de limón, menta romana y jengibre, apta para condimentar pastas o para untar en canapés. Para aquellos que, por otro lado, aman las comidas más particulares y refinadas, recomendamos Oliva D’Oriente, donde dominan la cúrcuma y la pimienta, sin gluten. El epityrum (una antigua receta romana), por otra parte, ofrece al paladar una explosión de sabor anunciada por los aromas invitantes: los protagonistas de esta delicia son una mezcla perfecta de miel de flores silvestres, cilantro, semillas de hinojo, menta, ruda y vinagre de vino.

También sin gluten están las Naranjas de Oliva, la pastosidad de las aceitunas va perfectamente con la frescura de los cítricos; una receta típica de Sonnino es el `Olive Smoke’, el favorito para los que aman la fruta verde en su totalidad y les gustaría morderla más que desparramarla…. Por no hablar de las cremas a base de aceite de oliva virgen extra.

Puedes comprar los productos de “Gregorio De Gregoris” en nuestra tienda y pagar con estas formas de pago:

IR A LA TIENDA

En el círculo de los "glotones"...

Las cremas creadas por la empresa de Gregorio De Gregoris son extraordinarias: a partir de frutos secos o coco, toman vida, junto con el incomparable aceite de oliva virgen extra, producido localmente, delicias para los paladares más refinados.
Por lo tanto, para los investigadores del gusto, es absolutamente necesario hacer una prueba de tal bondad: Oliotella (a base de crema de avellanas), Oliotella Piccante (a base de crema de avellanas y guindillas), Oliotella Nera (a base de crema de avellanas y chocolate negro), Oliotella Zen (a base de crema de avellanas y jengibre), Mandorliva (a base de almendras y aceitunas), Arachiotella (a base de cacahuetes) y Coccotella (a base de chocolate blanco y coco) son las especialidades untables y cremosas que nunca olvidarás…

Otros artículos de interés...