Desde la tostadora de café artesanal el más auténtico café italiano

Estamos en la Italia de la posguerra, en Velletri, en la zona de los Castelli Romani, mientras la reconstrucción de los numerosos edificios destruidos por el bombardeo estaba bajo presión, cuando Flavia Pace, que había permanecido viuda, decidió arremangarse y reinventar su vida con sus hijos Antonico y Maurizio Vidili, empezando a conocer las técnicas de tostar el café, haciéndolo suyo y experimentando con nuevos e innovadores escenarios.

Así, en 1956, nace la tostadora, que involucra y fascina a los Hermanos jóvenes Antonico y Maurizio. Su búsqueda por seleccionar las mejores calidades les lleva a empezar a importar café crudo de los lugares de origen, con el fin de conseguir la mezcla perfecta para evitar el amargo picante y molesto, sino solo aquellos sabores redondos, con cuerpo y satisfactorios que perduran durante mucho tiempo. El verdadero sabor del café italiano más gratificante.

La búsqueda de mejorar y experimentar sin descanso, hoy como ayer, ha contaminado también a la nueva generación: Francesca, Diego y Emanuele Vidili, han hecho de este trabajo su misión en la vida con la misma pasión y orgullo de producir una verdadera Excelencia.

Para saber más, nos encontramos con Emanuele , nos conmueve esta historia de familia y trabajo degustando una taza de café que confirma cada palabra, cada matiz, cada anécdota o vicisitud para el éxito de esta obra maestra. Emanuele es de hecho como su café, da emoción, es una carga de vitalidad con un sabor suave e intrigante pero equilibrado, siempre en evolución, buscando nuevas expresiones, nuevas declinaciones para vivir siempre entre pasado y futuro, entre tradición e innovación.

Emanuele lamentablemente perdió a su padre que era su maestro, pero puede contar con la experiencia de su irreductible tío Antonico, quien, independientemente de su avanzada edad, siempre está comprometido en nuevos experimentos, nuevas metas, nuevas razones de orgullo.

Entre una historia y otra, Emanuele nos muestra las materias primas y subraya que sólo importa café de alta calidad, aunque el mercado a veces lo penalice. Luego nos invita a asistir al momento «sagrado» de la torrefacción. Aquí viene la obra maestra. El perfume persuasivo del café se extiende por las calles del centro de Velletri y nadie puede resistirse. En la cafetería de la empresa tostadora en ese momento vemos una serie de voces que preguntan: «¡Un café, por favor!»

Usted no tiene que imaginar todo esto, incluso se lo llevarán a su casa y Emanuele, en algunos casos, está disponible para enseñarle todos los secretos para hacer un café soberbio y hacerle conocer el placer más irresistible del café italiano.

Otros artículos de interés...

Puede comprar los productos de la empresa “Vidili” en nuestra tienda y pagar con estas formas de pago:

IR A LA TIENDA

La carretera con el aroma de café

En el día del tueste, el Corso, donde se encuentra la torrefacción de la empresa Vidili en Velletri, se inunda con el aroma del café fresco tostado. La delicada fragancia también está encajonada en los callejones y plazas aledañas y es un camino olfativo ideal para seguir, como si estuvieras mágicamente hipnotizado. El proceso se realiza frente a los clientes del Bar/Torrefacción, y se ha convertido en un verdadero ritual para muchos. Tradiciones que no deben ser abandonadas. Esos talleres artesanales que el tiempo conserva y que enriquecen a Italia… La Italia que no debe desaparecer.