Entre las maravillas de la familia Borromeo: Isola Bella

La historia de la dinastía Borromeo se desarrolla desde finales del siglo XIV en adelante a través de un fascinante viaje donde la política, la diplomacia, las alianzas matrimoniales, las hazañas militares, la prudente gestión de los activos y la pasión por el arte, el coleccionismo, la ciencia y la botánica se cruzan y se superponen.
Visitar las Islas Borromeo y la Rocca di Angera significa todavía recorrer la historia de una de las familias italianas más ilustres a través de los lugares que sus ilustres antepasados construyeron y habitaron y que todavía hoy se conservan cuidadosamente.
Isola Bella es un lugar sorprendente gracias a sus flores recurrentes y a sus invaluables tesoros artísticos que se mezclan en un microcosmos armonioso. Transformada de una roca a un jardín de flores, hoy la isla parece una nave que flota en las aguas azules del Lago Mayor, como pretendía su fundador Vitaliano VI Borromeo. Visitar este lugar le permitirá sumergirse por un día en una época pasada donde el sabor barroco se mezcla virtuosamente con la arquitectura verde del jardín creando una combinación que no tiene igual.
El jardín de Isola Bella es un paraíso donde las estatuas y las decoraciones arquitectónicas se alternan con geometrías y preciosidades botánicas. Los jardineros de confianza podan, fertilizan y experimentan, preservando este encantador lugar del paso del tiempo. A las puertas del jardín, un gran árbol de alcanfor ha estado dando la bienvenida a los visitantes durante casi doscientos años. Una vez atravesada la gran puerta, encontrarán ante ellos el esplendor del Anfiteatro que ocupa escénicamente la parte central de la isla. El jardín italiano de estilo barroco se desarrolla en parterres y terrazas colocados a diferentes alturas y alterna estatuas, obeliscos, escaleras y balaustradas de piedra que crean un sistema escenográfico diseñado para simbolizar el poder de la familia noble.
Hoy en día, los visitantes pueden todavía caminar por las avenidas del jardín y subir a la cima de la terraza más grande, el verdadero puente de mando de la isla, desde el cual se puede admirar la extensión del lago y el encanto de este jardín hecho por el hombre.
El palacio de Isola Bella es un tesoro del arte barroco suspendido sobre el agua. Caminará por habitaciones elegantemente amuebladas con espléndidas vistas al lago, alrededor de sus lienzos de artistas famosos, muebles de gran valor, mármol, estuco neoclásico, esculturas antiguas, armaduras y tapices flamencos de oro y seda.

[wds id=”3″]

Si quieres contactar “Isole Borromee”, haz clic en la pestaña Contacto

Contacta Isole Borromee

Mapa

De posible interés...